Innovación en plásticos agrícolas | Sphere Spain
Inicio
Espíritu de Innovación
Versión en EspañolEnglish VersionVersion Française

Sphere en Red

Accede a nuestra página en Facebook y Blog sobre biodegradabilidad

Find us on Facebook SPHERE-SPAIN Blog

Actualidad Sphere

 Sólo diez ríos aportan el 95 % de las 2,75 millones de toneladas de residuos plásticos que fluyen hacia el mar cada año,...

Innovación en plásticos agrícolas

Actualmente el polietileno es el material más extendido en el uso de acolchados agrícolas para la producción de tomate y otras hortalizas de industria, pero hay que tener en cuenta que el polietileno es un derivado del petróleo cuya degradación puede tardar más de 200 años.

Su uso contamina el suelo ya que las cosechadoras se acercan mucho a la superficie y rompen el plástico en pequeños trozos dificultando así el establecimiento de cultivos como espinacas o guisantes, que no toleran los restos que se mezclan con la cosecha y deprecian su valor.

Además, respecto a la gestión de estos residuos, la actual reciclabilidad del film tiene una importante limitación: la presencia de la tierra en el residuo que puede alcanzar valores del 70% y el deterioro por la continua exposición solar. Según datos del Ministerio de Medio Ambiente el film acolchado es el menos reciclable.

Por ello, hace tres años que Sphere trabaja en desarrollar una línea de plásticos biodegradables compostables a partir de almidón de patata en el proyecto TRACE, que está coordinado por el Centro de Investigación y Tecnología de Aragón (CITA) y cuenta con la colaboración de 5 centros tecnológicos. Así se estudia ofrecer alternativas eficaces y rentables al uso de plásticos en la agricultura, manteniendo las propiedades mecánicas y consiguiendo así los mismos factores de protección del cultivo.

Se busca un material opaco que evite la entrada de luz al suelo, que se mantenga sin degradar el tiempo que el cultivo necesite y después se degrade y desaparezca, y además debe tener unas buenas propiedades físicas para ser colocado en el suelo sin sufrir roturas.

Con el valor añadido de que no es necesaria su posterior recogida, limpieza y gestión de residuos, que es como se trabaja en el mejor de los casos, y con la ventaja de que este material convertido en compost, puede llegar a servir como abono a los cultivos.

Estos proyectos siguen la política medio ambiental de Sphere que apuesta firmemente por sustituir sus materiales por otros que favorezcan el medio ambiente. Por esta razón, es pionera en el desarrollo de Bioplásticos con su material Bioplast que parte del almidón de patata y es biodegradable compostable según la normativa europea EN 13432, lo que queda verificado con los certificados de OK Compost y Compostable.

Autor: Alfonso Biel, Gerente de Sphere España.

Leer noticia

Volver

Copyright © 2018 Sphere Spain - Desarrollo: Efor